La decisión es tuya

Dios nos deja elegir
Hace años, conocí a un joven que formaba parte de una banda de motociclistas. Había crecido en un campo misionero donde servían sus padres. Cuando su familia volvió a su país natal, él aparentemente no pudo adaptarse a ese entorno. Vivió una vida tumultuosa y murió en medio de una pelea callejera entre bandas rivales. He participado en muchos funerales, pero ese es el que más recuerdo de todos. Se hizo en un parque donde hay una hondonada cubierta de hierba natural alrededor de una laguna. Sus amigos estacionaron las motocicletas formando un círculo y se sentaron sobre la hierba rodeándonos, mientras un amigo y yo dirigíamos la reunión. Hablamos de manera sencilla y breve sobre la conciliación entre grupos en conflicto y la paz interior que el amor de Jesús puede brindar.

Después, un integrante de la banda de motociclistas nos agradeció, empezó a caminar para marcharse, pero luego volvió. Jamás olvidaré sus palabras. En su jerga, dijo que tenía una motocicleta, un apartamento y una novia; después, agregó: «Pero no tengo paz». Entonces, hablamos de Jesús, que es nuestra paz. Ya sea que tengamos una Harley Davidson o un Cadillac, una mansión o un pequeño apartamento, un ser amado o a nadie… no importa. Sin Cristo, no hay paz. Él dijo: «La paz os dejo, mi paz os doy…» (Juan 14:27). Este regalo es para todos los que confían en
Él. ¿Le has pedido su paz?



La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.

No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Juan 14:27


Dios quiere que tú le pertenezcas.

Con todas sus peculiaridades e irregularidades, la Biblia tiene una historia sencilla.

Dios hizo al hombre. El hombre rechazó a Dios. Dios no se dio por vencido hasta

que lo reconquistó.


Dios susurrará. Gritará. Dará toques y tirones. Quitará nuestras cargas, e

incluso quitará nuestras bendiciones. 


Si hay mil pasos entre Él y nosotros, dará todos los pasos menos uno. Dejará el último a nosotros. 
La decisión es nuestra.

Por favor, entiende. Su meta no es darte lo que quieres, sino darte lo que necesitas.



Porción del Libro Nuestro Pan Diario - Rbc Ministerio y "El Trueno Apacible"

Recibe mis actualizaciones en tu correo

Derecho de reclamación

En este blog compartimos patrones y tutoriales que se difunden gratuitamente en internet, y son de propiedad de sus autores.
Mucho material compartido en este blog está tomado de www.liveinternet.ru y otras páginas similares y le pertenece a sus respectivos autores.
Si algo de lo compartido es de su propiedad y no debe estar aquí, avísame y con gusto será retirado. pasoapasodiy@yahoo.com