Creando hábitos de lectura

Hola! Si has leído la Biblia en varias ocasiones o no sabes cómo comenzar a leerla, este post es para vos! ¿No te encantaría sentarte a tomar algo con Dios y escucharlo compartir Su corazón? Bueno, ¡tú puedes! Puedes escuchar a Dios a través de Su Palabra.



El mejor lugar para aprender sobre Dios no es a través de nuestros sentimientos. No es a través de lo que otras personas nos dicen acerca de Dios. No es ni siquiera a través de grandes libros sobre Dios. En el estudio de Dios, la Biblia es nuestra mejor maestra.

En primer lugar, ¿Sabías que toda la Escritura es inspirada por Dios? No son solo las ideas de Dios o lo que alguien escribió después de adivinar qué diría Dios. (2 Timoteo 3:16)

Los hombres juegan un papel en el registro de la Biblia, pero no son las palabras de los hombres; en última instancia es la Palabra de Dios. Es el pensamiento de Dios en sus propias palabras. Si quieres saber de Dios, la Biblia es una gran manera de hacerlo!

Si eres principiante en leer la Biblia no te abrumes, la mejor manera de comenzar a estudiar la Biblia es hacerla parte de tu vida diaria. Simplemente aparta algunos minutos cada día; alrededor de 20 minutos diarios te ayudará a aprender más acerca de Dios a través de Su Palabra, recorrerás un largo camino que te ayudará a defender la Verdad.

Cuando conoces un poco más de la Biblia, la realidad es que si ya has leído la Biblia puedas llegar a pensar que ya no puedes aprender nada, pero esto no es real. La Biblia se caracteriza por ser un libro actual a cada instante, donde puedes conseguir ayuda y respuestas de cada tema que desees. Para renovar un poco el hábito de lectura tal vez necesites seguir guías de estudio o probar con algún tipo de reto de lectura para los diferentes libros de la Biblia. De esta manera, encontrarás con nuevos significados a versículos que ya leíste, como si fuera la primera vez que los lees.




En Hebreos 4:12 leemos que la Palabra de Dios es "viva y eficaz". Esto significa que es algo más que un libro. Las palabras de la Biblia no cambian, pero su impacto en nosotros lo hace.

Romanos 15: 4 dice: " Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza".

La Biblia está diseñada para ser una gran fuente de aliento y esperanza. Es cierto que no todos los pasajes en la Biblia nos darán un cálido estímulo, pero los temas principales de la Biblia, que Dios nos ama, que Él está dispuesto a perdonarnos, que Él está preparando un lugar para nosotros, y que con el tiempo derrotará a todo lo que nos aflige.


Comienza hoy mismo a crear tu hábito de lectura Bíblica. Para ello necesitas delimitar un espacio libre de distracciones, que sea tranquilo, puedes escuchar música, siempre y cuando no te invite a cantar... En cuanto a los materiales que necesitaremos son: la Biblia, marcadores, cuaderno de anotaciones y si deseas algo para tomar. La idea es que reserves un tiempo especial, en el que no necesites levantarte, sino que puedas dedicarte a leer.

Algo que me ha ayudado a continuar con mi hábito de lectura, fue tener un cuaderno o diario de lectura, donde he ido anotando cada enseñanza nueva, promesas y palabras específicas para recordarlas. Otra cosa que me gustó siempre, fue tomar versículos puntuales y realizar un cuadro o collage, para poder tener a la vista, en varios lugares de mi habitación (cuando era soltera) y en distintos cuadernos, placard o cuadritos por la casa.

El ilustrar un versículo debe ser el resultado de tu tiempo en la Palabra y no todo lo que leas en ese día. Es importante que leas los pasajes en su contexto, que sepas no sólo de qué se está hablando en esas líneas sino en todo el libro. El dibujar y usar diferentes tipos de letras debe ayudarte a meditar y memorizar parte de lo que has leído y no convertirse en todo lo que leas.


La idea es disfrutar al máximo de tu tiempo en la Palabra y deleitarte en el Señor así que no te estreses, solo sé tú ahí con el Señor, dibuja lo que quieras, escribe lo que quieras, no te presiones. La único perfecto en este proceso es la Palabra de Dios. 

No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica.
Santiago 1:22

¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra.
Salmos 119:9


No se trata de qué tanto marcas tu Biblia sino de cuánto queda de la Biblia en ti. Debes llenarte diariamente de la Palabra de Dios. ¡Tu vida y crecimiento espiritual depende de ello! Comienza hoy a leer tu Biblia de una manera diferente.

Recibe mis actualizaciones en tu correo

Derecho de reclamación

En este blog compartimos patrones y tutoriales que se difunden gratuitamente en internet, y son de propiedad de sus autores.
Mucho material compartido en este blog está tomado de www.liveinternet.ru y otras páginas similares y le pertenece a sus respectivos autores.
Si algo de lo compartido es de su propiedad y no debe estar aquí, avísame y con gusto será retirado. pasoapasodiy@yahoo.com