Vivir guiados por el Espíritu Santo


«Verdadera lucha, esperanza verdadera».


Las promesas de Dios son magníficas, y se han cumplido en nosotros y para nosotros por medio de Cristo, sin embargo, la vida guiada por el Espíritu Santo es una lucha constante, una puja entre fuerzas opuestas.

Por lo tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer. 1 Co. 10:12

El apóstol Pablo lo entendió muy bien. En su carta a los Romanos enseña la verdad de Dios sobre todo tipo de temas cruciales como: el cielo y el infierno, la creación, el juicio, el perdón, la justificación, la santificación, la obra de la gracia, el papel del Espíritu, nuestra adopción en la familia de Dios, la conexión con el Antiguo Testamento, la ley y el gobierno, la relación con personas difíciles, y otros temas.

Un docente en teología podría pasar años enseñando las cartas de Pablo y nunca llegaría a sus profundidades de nuestro corazón, sólo el Espíritu Santo puede darnos luz en cada área de nuestra vida, aún en aquellas que no conocemos.

En la Palabra, el apóstol nos enseña la gloriosa verdad del perdón, el poder y la esperanza de Dios, pero también es completamente honesto acerca de sus fracasos. Puede que no queramos mirar debajo de la superficie de la vida de Pablo, pero no nos da otra opción. Allí describe la imagen desagradable durante todo un largo capítulo. Anteriormente enseña acerca de la maravilla de la gracia de Dios en Jesucristo, y explica que la ley es eficaz para revelar nuestros pecados. Luego admite su lucha personal. En el séptimo capítulo, confiesa: «No entiendo lo que me pasa, pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco. Ahora bien, si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo en que la ley es buena… De hecho no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero». Romanos 7:19

Podemos sentir su exasperación al final de su confesión cuando exclama: «¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal?» Romanos 7:24

«¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor! En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado. Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte». Romanos 8:1-2

Leer más...

¿Quién dirige tu corazón?

La frase “Sigue a tu corazón” es un estandarte de miles de millones de personas, puede sonar simple, bello y liberador. Pero, sin embargo, te irá mejor eligiendo "No seguir a tu corazón" para tomar decisiones importantes.


Una creencia que dice que tu corazón es la brújula interna que te llevará hacia tu verdadero destino, si tan sólo tienes el coraje de seguirlo, y que además es la guía que te llevará a la verdadera felicidad, si tan sólo tienes el coraje de escucharlo; en otras palabras, esta creencia entiende que estás perdido y que tu corazón te salvará. No, tu corazón no te va a salvar de nada. Es más, necesitamos ser salvados de nuestro corazón.

“Sigue a tu corazón” no se encuentra en la Biblia, y para la gente que se siente perdida es un evangelio tentador. En realidad, la Biblia piensa que nuestros corazones están enfermos. “Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?” (Jeremías 17:9, NVI). Jesús, el Gran Médico, enumera los severos síntomas de esta enfermedad: “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias” (Mateo 15:19, NVI).

Por eso, detente y examina lo que la Palabra de Dios dice al respecto.


"¿Qué dicta tu corazón?" Piensa en esto por un momento. El corazón dice que toda la realidad debería servir a mis deseos. A mi corazón le gusta pensar lo mejor de mí y lo peor de los demás, a menos que los demás piensen bien de mí, entonces serían personas maravillosas. Pero si no piensan bien de mí, o si tan solo no estuvieran de acuerdo conmigo, entonces algo estará mal en ellos.

La verdad es que nadie nos miente más que nuestro propio corazón. Nadie. Si nuestro corazón es una brújula, entonces es como la brújula de Jack Sparrow. No nos dice la verdad, solo nos dice lo que queremos escuchar.

Leer más...

La mejor manera de vivir

El mundo juzga a Dios por lo que los humanos hacemos, creen que la maldad viene de Dios pero nosotros sabemos que no es así. Nosotros podemos hacer la diferencia, debemos ser parte de una generación que haga todo lo posible para mantener las enseñanzas de Jesús vivas en nuestra sociedad. Que cuando nos vean, piensen que lo que decimos y hacemos vale la pena ser imitado.



Muchos nos esforzamos hasta el limite para ser los primeros en la escuela o la universidad, en el trabajo para cumplir las metas, en la casa para tener los mejores privilegios, porque desde el punto de vista de los humanos eso da prestigio, nos puede llevar a ser los primeros. Pero que hacemos para ser los primeros en el reino de Dios. ¿Cómo vas en esta área de tu vida? Piensa cuando fue la ultima vez que le ayudaste a alguien desinteresadamente, que hiciste un donativo para una causa noble, que le cediste el paso a alguien.

Con una sola mirada, puedes levantar al que está abatido. Con una palabra puedes hacer nacer una sonrisa en la cara de tu prójimo, y con un silencio puedes impedir que una situación degenere en una pelea o en un rumor.

Esta responsabilidad es confiada por Dios. Estás en esta tierra para amar como Él, perdonar como Él, actuar como Él. No por tus fuerzas , sino por su Espíritu, como dice la Escritura.
 

Leer más...

Los beneficios de reír

Algo que le puede sorprender es el hecho de que los investigadores estiman que reír 100 veces es igual a 10 minutos en la máquina de remos o 15 minutos en una bicicleta. ¡El reír puede ser un entrenamiento de cuerpo entero! Se baja la presión arterial, hay un aumento en el flujo vascular de la sangre y en la oxigenación de la misma, mucho más que en otras ayudas curativas. La risa también provee entrenamiento al diafragma, abdomen, sistema respiratorio, rostro, piernas y músculos posteriores. Esa es la razón por la cual a menudo las personas se sienten agotadas después de un período largo de risa , acaban de tener un buen entrenamiento.


Reírse es natural. De hecho, a las 36 horas de nacido un bebé puede ofrecer una sonrisa a sus padres. Además, los niños están mucho más dispuestos a reírse que los adultos. Un niño sano se ríe un promedio de 300 veces al día. Sin embargo, a medida que crecemos la risa es cada vez más costosa. Un adulto se ríe solamente entre quince y cien veces al día.

Sigmund Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Esto es algo que ha sido científicamente demostrado al descubrir que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír.

En los últimos 30 años se ha avanzado mucho en la aplicación de la risa como terapia. En los años 70, un doctor californiano aplicó la alegría y el buen humor como apoyo en la recuperación y tratamiento de enfermedades, obteniendo resultados beneficiosos. A partir de entonces se comenzó a utilizar la técnica de la risoterapia en varios hospitales.

La capacidad de reír es provechosa para aquellas personas que hacen frente a enfermedades importantes y a la tensión causada por los problemas de la vida. Los investigadores afirman que la risa puede hacer mucho más, puede traer básicamente el balance a todos los componentes del sistema inmune, el cual nos ayuda a luchar contra las enfermedades.

La risa proporcionaría una válvula de seguridad que apaga el flujo de las hormonas de estrés y la agitación que sentimos en nuestros cuerpos cuando experimentamos la tensión, la ira o la hostilidad. La risa también ayuda a la defensa contra los organismos infecciosos que entran a través de la zona respiratoria.


Leer más...

«Amarás»

¿Será verdad que para Dios es muy importante la manera en que nos tratamos entre nosotros? Por supuesto que sí. 


Muchas veces nos involucramos tanto en exigir justicia que dejamos a un lado lo más importante: la justicia en el trato con nuestros semejantes. Y aquí ya no se trata de exigir justicia, sino que se trata de ponerla en práctica por nosotros mismos en todos los lugares en que interactuamos: la casa, la comunidad, la escuela, la universidad, la iglesia, o sea en cada momento en nuestro día a día. 

Mateo 22:37-40 nos enseña que los mandamientos más importantes son «Amarás a Dios con todo tu corazón» y «Amarás a tu prójimo como a ti mismo». Pero a pesar de que muchos de nosotros sabemos esto, a veces no tenemos ni idea de cómo expresarles nuestro amor a otros. Amar a Dios significa amar a otros, y es importante que nuestro amor vaya más allá de palabras y se encarne en nuestras acciones y comportamientos. Nosotros amamos porque Dios nos amó primero, hemos sido creados para amar.

Muchos de nosotros sabemos que estos son los dos grandes mandamientos, pero no tenemos ni idea sobre cómo demostrar este amor. En ocasiones se nos hace mucho más fácil tratar de expresarle nuestro amor a un Dios intangible, que expresárselo a las personas con quienes interactuamos a diario. Tal vez se deba a que nos sentimos temerosos de que nuestra expresión de amor sea rechazada. Tal vez esperemos reciprocidad o que nuestro «prójimo» nos demuestre amor primero. Si ese es el caso, puede que tengamos que esperar largo tiempo.

Leer más...

Con alma y espíritu

Martin Luthero dijo: “El espíritu es la más alta y noble parte del hombre que lo califica para tomar las cosas incomprensibles, eternas, invisibles”.




El espíritu es la parte más elevada de tu persona interior y el alma es más básica. El espíritu es el principio de vida entregado al hombre por Dios y es la parte que percibe y toma las cosas eternas. Nunca caminarías por fe y no por vista si no tuvieras un espíritu. Tu espíritu fue hecho para caminar por fe, y tu alma sólo tiene la capacidad para caminar por vista.

El alma es el hogar de la personalidad, los sentimientos, deseos, afectos y aversiones. En otras palabras, el alma es el nacimiento de todo el espectro de la emoción humana. Cuando la Biblia se refiere al alma, se está refiriendo a aquello que influencia tus respuestas emocionales en la vida.

En Lucas 12, Jesús contó una historia sobre un granjero rico que era extremadamente exitoso y productivo. Cuando este granjero próspero se quedó sin espacio para almacenar el grano porque la cosecha era abundante, decidió echar abajo sus graneros insuficientes y construir unos más grandes y más costosos. Este hombre estaba tan exageradamente feliz por su buena fortuna que le habló a su alma y le dijo, “Alma, tienes muchos bienes que durarán muchos años; toma descanso, come, bebe y alégrate” (v. 19).


Leer más...

Recibe mis actualizaciones en tu correo

Derecho de reclamación

En este blog compartimos patrones y tutoriales que se difunden gratuitamente en internet, y son de propiedad de sus autores.
Mucho material compartido en este blog está tomado de www.liveinternet.ru y otras páginas similares y le pertenece a sus respectivos autores.
Si algo de lo compartido es de su propiedad y no debe estar aquí, avísame y con gusto será retirado. pasoapasodiy@yahoo.com