El comienzo de un viaje prometedor

reflexiones cristianas para jóvenes

Al comenzar a leer el libro "Una mujer conforme al corazón de Jesús", de Elizabeth George, me encontré con una porción que vale la pena compartir...

Cuando oyes el nombre Jesús, ¿cuál es el primer pensamiento que viene a tu mente? La palabra que siempre viene a la mía es perfecto.

Jesús es el hombre que vivió una vida perfecta, que tuvo una conducta perfecta, que fue perfecto respecto al pecado y a la vez perfectamente humano. En seguida, viene a mi mente el pensamiento de este hombre perfecto como el modelo perfecto, el ejemplo perfecto, el poseedor del carácter perfecto y la persona perfecta a quien puedo seguir en mi búsqueda de la madurez espiritual. Y eso me infunde esperanza.

Durante meses he disfrutado inmensamente el estudio detenido de cientos de pasajes de las Escrituras y el haber escudriñado numerosos libros acerca de la vida de Cristo. ¿Te lo puedes imaginar? Fue una grandiosa bendición, y un desafío que me ha convencido.

No sé que te parece hasta ahora, pero por lo menos a mí en cuanto llegué a este punto, me pregunté por qué no aprovechar mi tiempo durante este próximo mes para encontrarme con Jesús, para conocerlo más y mejorar mi relación personal con Él. No te gustaría eso para tu vida?


A lo largo de mi estudio encontré un resumen hermoso y reverente de la vida de Jesús, una síntesis que nos da ánimo a mujeres como tú y yo que lo aman, que oran para llegar a vivir como Él, y que anhelan ser un reflejo de su vida.

Jesucristo aparece en cada pasaje del Nuevo Testamento como el ideal moral y espiritual del cristiano. En su pureza de vida, obediencia perfecta al Padre, su calma en el momento de la persecución, su firmeza en el sufrimiento, su entereza frente al pecado, Él constituye siempre el modelo para el cristiano que enfrenta situaciones similares.


En esta vida nos esforzamos por ser como el Salvador. Sabemos que algún día, en nuestra glorificación final nuestra alma se conformará perfectamente a su imagen. Y por esta razón, es que debemos conocerlo más y acercarnos más a Él.

Hablemos ahora del recorrido que vamos a comenzar a lo largo de 30 cualidades increíbles de carácter de nuestro Salvador. Como todo viaje, tienes un destino: la semejanza de Cristo. Y tú tienes que determinar tu propio ritmo en el viaje. Puedes disfrutar una virtud diaria o semanal, o buscar el ritmo que más se acomode a tu estilo de vida. Lo importante es comenzar y perseverar a lo largo de este tiempo.

Completar tu travesía personal hacia la semejanza de Cristo tomará toda la vida, lo importante es comenzar para poder experimentar una relación más cercana con quien cambiará por completo tu vida. Llegarás a tu destino cuando atravieses el umbral del cielo y te encuentres cara a cara con Jesús. 

Es mi oración que estos días y a lo largo de cada día del camino que vas a emprender te ayuden a avanzar en tu búsqueda de un carácter como el del Maestro, para llegar a ser Una mujer conforme al corazón de Jesús.

Recibe mis actualizaciones en tu correo

Derecho de reclamación

En este blog compartimos patrones y tutoriales que se difunden gratuitamente en internet, y son de propiedad de sus autores.
Mucho material compartido en este blog está tomado de www.liveinternet.ru y otras páginas similares y le pertenece a sus respectivos autores.
Si algo de lo compartido es de su propiedad y no debe estar aquí, avísame y con gusto será retirado. pasoapasodiy@yahoo.com